Muchos mercadólogos elaboran su programa de redes sociales teniendo una percepción errónea sobre la dinámica y función de las mismas, por ejemplo, están aquellos que piensan que les ahorrará presupuesto y será el remedio para posicionar su marca, casi milagrosamente, otros se aventuran a migrar todo el contenido de su página web a su página en facebook pensando que así generarán interacción o existen aquellos que simplemente se mantienen escépticos de sus beneficios.

En efecto, las redes sociales no serán la solución si no se invierten esfuerzos basados en objetivos concretos y un camino trazado a seguir en el mar de la social media.

Así que mejor pregúntate ¿estoy tratando solamente de vender? ¿Estoy queriendo ahorrar dinero? ¿Las redes sociales son un canal complementario de comunicación? o ¿son mi principal canal de comunicación? ¿Cómo reforzaré mis publicaciones para generar ROI?

1-Empieza con objetivos claros y  enfoca tus acciones: Si no hay una línea clara de lo que quieres lograr con tu estrategia de social media, igual serán los resultados, difusos. De nada sirve tener como meta 40,000 seguidores que no interactúan con tus contenidos y no son tu mercado.

Por tanto, define objetivos que se ajusten a tus fortalezas y comienza a enfocar metas medibles y factibles, por ejemplo:

  • Incrementaré el tráfico a mi sitio en cierto porcentaje
  • Incrementaré las  suscripciones a mis newsletters
  • Aumentaré la interacción en tantos clicks
  • Incrementaré mi influencia en Twitter en tantas menciones

Aunque cada una de estas metas por separado quizá no te generaría resultados rentables, en conjunto llevarán al  éxito a tu estrategia de redes sociales en resultados medibles.

2-. Respeta las políticas: Recuerda que en redes sociales es importante respetar las políticas y buenas prácticas, de lo contrario los efectos de tu comunicación podrían ser contraproducentes.

3.- Genera comunidad: Antes de publicar tus contenidos es importante que tengas una masa crítica, una comunidad que los va a comentar y compartir, no importa que empieces con pocos contactos, invitando a tus amigos en Facebook, siguiendo influenciadores en Twitter, y a todas aquellas cuentas que estén relacionadas a tu marca: puntos de distribución, clientes, medios de difusión. Menciónalas, muestra gratitud hacia aquellos que interactúan de alguna manera con tus contenidos, compárteles información de calidad y verás como poco a poco irás generando una red con seguidores realmente involucrados con tu marca.

4. Planea tus contenidos: La producción de contenido también requiere de estrategias que irán alineadas a tu objetivo central, es básico tener en cuenta que es mejor difundir contenido de calidad que cantidad y siempre será mejor generarlo con anticipación.

5. Monitorea tus reportes: Hay muchas herramientas para generar reportes como los generados por Facebook , Hootsuite, Twitter Analytics, Google Anlaytics, Klout  para medir tu influencia, pues es muy importante que analices a detalle los resultados y contrastes todos los indicadores (tasa de conversión, visitas a tu sitio, personas que interactuaron con tus publicaciones, entre otros) , los tiempos en que estuviste publicando, las temporadas que muestran picos altos, el tipo de contenidos que publicaste en esas temporadas, finalmente es la única manera de que puedas detectar los errores y en lugar de desistir, en caso de no haber obtenido los resultados esperados, reestructures tu estrategia y sigas adelante.

Fuente: www.dreamgrow.com