Cada día recibimos montones de emails pero apenas tenemos tiempo para prestarles a todos la misma atención. Y siendo realistas, si el mensaje no seduce a la primera, difícilmente tendrá una segunda oportunidad (al igual que sucede en la vida).

Te preguntarás: ¿Cómo puedo hacer que mi comunicación sea más atractiva?

Llamar la atención del cliente se basa en varios aspectos, entre ellos un buen diseño de emails y un buen asunto en el mensaje que de ganas de abrir. Pero a todos nos gusta que nos traten personalmente, ya que no somos únicamente un número más.

La personalización del mensaje ayuda a establecer un diálogo de tú a tú con nuestros clientes. Permite que el mensaje se adapte al cliente y no al revés. El tiempo de la comunicación impersonal es historia.

Personalizar un mensaje es mucho más que poner el nombre del receptor, es conocer al destinatario y ofrecerle lo que necesita.

Para ello, te ofrecemos una serie de tips de emailing que nos ayudarán a aumentar y mejorar el diálogo con tus suscriptores:

  • Habla a tu cliente por su nombre de pila, es la manera más efectiva de llamar su atención.
  • Segmenta y limpia tus listas. Manda tu mensaje sólo a aquellos a quien pueda interesar.
  • Envía en el momento adecuado. Utiliza la automatización y el trigger para hablar en el momento adecuado.
  • Estamos saturados de información: Sé corto, claro y conciso.
  • Habla como un humano, no cómo una máquina. El remitente y la firma funcionan mejor cuando son nombres de personas en lugar de sólo la marca.
  • Sé coherente. Asegúrate de que tus listas tienen los datos correctos en los campos correctos.
  • Menos es más. Es más eficaz recibir menor cantidad y mayor calidad en la información.
  • Un diálogo implica hablar y escuchar. Presta atención a lo que te dicen tus clientes.

La personalización no es sólo una estrategia de email marketing. El trato individual es la manera de reconocer a nuestros clientes lo importantes que son para nosotros y establecer con ellos una plática.

Al cabo del día, ¿recuerdas a todas las personas con las que te cruzas?, ¿o sólo a aquellas que te han aportado algo?

Personaliza e impacta a tus clientes. Sólo se puede causar una primera impresión, aprovéchala.