Entender la frecuencia de envío de correos a tus bases de datos no es ciencia exacta y depende de diversos factores que hay que tomar en cuenta.

De acuerdo a Parry Malm, CEO of Phrasee (Empresa que aplica la Inteligencia Artificial a la generar y optimizar el lenguaje de campañas de correo).

“Si le preguntas a un consumidor si reciben demasiados correos, normalmente te van a decir que si. Pero las estadísticas no encajan con la percepción.

Email es un canal de “empuje” y los consumidores normalmente van a reportar menos frecuencia deseada de a lo que realmente responden”

Marketing Sherpa con una muestra de 2057 casos nos da las siguientes preferencias:

grafica-1

Y de acuerdo a la Asociación de Marketing Digital (Tomamos como referencia Estados Unidos al no tener información de México) la siguiente es la frecuencia con la que las empresas envían correos en un mes

grafica-2

Cuales factores sugerimos tomar en cuenta para evaluar la frecuencia que deben tener tus envíos:

¿Tienes algo que decir?

Enviar un email tiene sentido cuando tienes algo de valor que compartir a tu base de datos, puede tratarse de:

  • Información de valor para tus clientes
  • Noticias de la industria
  • Lanzamientos
  • Promociones

¿Cual es la tasa de apertura de tus correos?

Si la tasa de apertura de tus correos disminuye la razón más probable es porque esta disminuyendo el interés de tus suscriptores

¿Le dices lo mismo a toda tu base de datos?

Segmentar tus bases de datos por tipos de usuarios es conveniente por varios motivos, el principal es que al conocer más a cada segmento, te dirigirás a ellos con información relevante para su segmento. Esto es, no comunicarás una promoción de pantimedias a un motociclista del club de Harley Davidson

Opciones que tienen los destinatarios de correos

Tus destinatarios tienen alternativas para responder a la frecuencia de envío de tus correos, algunas probablemente no te gusten:

  • Ajustar sus opciones de envío (si les das la alternativa para ello en una página con opciones de frecuencia)
  • Darse de baja de tu lista
  • Mandarte a su buzón de SPAM (la peor de todas quizás)
  • Reportarte por abuso al no estar suscritos a tu lista de envío (esto te convierte en un spammer)

¿Qué hacer para optimizar tus frecuencias de envío?

  • Revisa las estadísticas de tus envíos y compara los patrones de apertura de tus usuarios por tipo de comunicado, de esta manera entenderás cuales son los contenidos que les generan mayor interés
  • Haz pruebas A/B. Divide tu base de datos y prueba distintas frecuencias, al revisar las estadísticas de apertura y clicks podrás obtener más información
  • Cambia la frecuencia en función de los segmentos de tu base de datos. No todos tus contactos requieren la misma cantidad de comunicados
  • Comunica solo cuando tengas algo relevante que comunicar
  • No repitas comunicados a quienes ya han abierto y leído la información que vas a enviar

Además recuerda siempre:

recordar-dedo
Demasiados correos van a saturar a tus usuarios y pocos correos pueden restarte posicionamiento y presencia con tus clientes.