En ocasiones la mercadotecnia social suele confundirse con una práctica de la mercadotecnia comercial, pues usualmente se utiliza como “gancho” por empresas del sector empresarial para proyectar una imagen de “socialmente responsable”, no obstante si acudimos a su definición entendida como la implementación de programas sin fines de lucro podemos diferenciar que la variante entre la primera y la segunda está en la causa.

Así, la mercadotecnia social busca crear condiciones en la estructura de la sociedad (valga la redundancia) que faciliten reacciones y cambios benéficos en los grupos involucrados e implica un proceso de planteamiento de objetivos, generación de un concepto, segmentación, posicionamiento, investigación, y evaluación, se puede decir que es como en las prácticas comerciales, pero, con fines completamente sociales.

Un caso concreto de una organización sin fines de lucro que aplica este tipo de mercadotecnia es Donari, organización creada por iniciativa privada que comercializa aguas embotelladas, con la visión y compromiso de dirigir sus esfuerzos a generar oportunidades de desarrollo en clases sociales desfavorecidas.

En este caso vemos como una actividad empresarial y que en su práctica comercializa un producto, su causa es completamente altruista, pues el 100% de sus utilidades netas son donadas a obras de beneficencia social.

Incluso, también este tipo de organizaciones deben darse a la tarea de influenciar el comportamiento de su audiencia y beneficiarios para que estos contribuyan a mejorar el bienestar de la sociedad.

Un ejemplo de las actividades que ha realizado Donari para recaudar fondos y donaciones es la 2da Feria del empleo que organizó en la Villa de los Niños AC el pasado 26 de mayo en la que participaron 28 empresas, 127 jóvenes egresados, 15 jóvenes contratados en la feria del empleo, 15 jóvenes que regresaron a trabajar a sus comunidades y jóvenes en busca de empleo.

Aquí se suma la función de Donari, no sólo como una organización que recauda fondos para donarlos a otras obras, sino como un gestor de eventos que integren a grupos en condiciones de vulnerabilidad y con un objetivo específico, en este caso, contribuir a generar oportunidades laborales en un sector específico, jóvenes sin trabajo.

Hay un objetivo, hay un concepto, hay segmentación, hay planeación, hay gestión, hay ejecución, finalmente la mercadotecnia social tiene el mismo rigor en su práctica que la comercial pero con una orientación, expectativas, discurso y presupuesto distintos.

Donari continúa su proceso trabajando para colocar a los jóvenes en trabajos dignos. Si alguna de sus empresas requiere de personal es una gran oportunidad para contar con jóvenes con muchas habilidades y formados con valores. Sus perfiles principales: Gastronomía, Mecánica Automotriz, Igualado y Pintura, Electrónica y Carpintería.

¿Quieres sumarte a la causa de Donari?

Tel: 33 3110 1244