Como en la mayoría de las aplicaciones publicitarias, que un newsletter sea atractivo puede depender mucho de las imágenes que acompañan al contenido.

Actualmente, por cuestiones de seguridad, muchos de los clientes de correo cuentan con múltiples restricciones para la correcta visualización de imágenes dentro de los emails, muchas veces el usuario tiene que permitir que se vean, o indicar que desea verlos, pero para usuarios de email menos familiarizados con la opción podrían pasarla por alto, por lo que hay que tratar de que, independientemente de la configuración del usuario, podamos hacerles llegar la información de manera adecuada, siguiendo los tips que te presentaremos a continuación.

Seguir leyendo